Actos de amor para cada día del Triduo Pascual

La liturgia de toda la Semana Santa es una antesala para la celebración de la Pascua; esto no quiere decir que debe resumirse a una participación “litúrgica”, sino que podemos convertirla en obras concretas. ¿Qué te parece si seguimos a Jesús esta Semana Santa y lo imitamos en sus obras de amor a los demás?

Pasión y muerte de Nuestro Señor. ¿Tenemos algún dolor que nos lacera el corazón? Pongámoslo a los pies de la Cruz. Hoy nuestro Señor hace el sacrificio supremo que significa nuestra salvación. ¿Qué podemos hacer por otros? Cualquier sacrificio, por pequeño que sea, si lo ponemos a los pies de la Cruz salvadora, se agiganta. Ofrezcamos el ayuno y la abstinencia de hoy por alguien que nos hizo daño. Busquemos amar con el Amor de Dios, que da hasta que duele.

 

Nuestro Señor en el sepulcro, y su Madre sola, llorando. Acompañemos a alguien que sufre, en un hospital, en su casa o donde lo encontremos. Seamos el hombro solidario que está disponible para que los demás puedan derramar sus lágrimas. Escuchemos con atención a alguien que sufre, eso aliviana e corazón. Y recordemos durante todo el día a la dolorosa, con su corazón atravesado por siete espadas, y sepamos que después del dolor inefable, viene la gloria de la Resurrección.

 

¡Verdaderamente ha resucitado! Traduzcamos nuestra alegría en servicio. ¿Por qué no comprometernos a ayudar a nuestra familia o amigos en cosas específicas? Seamos generosos en la entrega, ofrezcamos nuestra ayuda a aquellos que lo necesitan.

 

Todos los días de la Semana Santa se pueden “traducir” en obras concretas. Pongamos nuestra fe en obras, para que se vea que no somos cristianos de “palabra” sino de obras.

 

Lee el artículo original aquí.

Admin
Admin

Latest posts by Admin (see all)

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *