Adviento, tiempo de espera del Señor

Aproximadamente un mes antes de que se llegue a la Navidad, las Iglesias y algunas casas se llenan de color, entre esferas y foquitos navideños. ¿La razón? Vivir el adviento.

Las cuatro semanas previas a la Navidad conforman la temporada de Adviento, que sirve como época de preparación ante el nacimiento del Señor, nuestro salvador.

El Adviento inicia el domingo más cercano al 30 de noviembre, marcando también el comienzo de un nuevo año litúrgico, donde el morado es el color predominante en la Iglesia. Durante este tiempo, se nos brinda la oportunidad de esperar y recibir el nacimiento de Jesús, así como de reflexionar sobre nuestros actos hasta ese momento y prepararnos para ser mejores en el presente y el futuro.

Así como el color morado, existen otros símbolos que son característicos del Adviento y que como católicos, debemos conocer:

adviento coronaCorona de adviento
Su forma circular representa el amor de Dios eterno, nuestro amor a él y al prójimo. Su principal función es dar seguimiento a los cuatro domingos que conforman el Adviento; cada domingo se enciende una vela que significa la preparación para recibir a Nuestro Señor. El primer y segundo domingo se encienden las velas moradas (son dos) que representan nuestra penitencia durante la preparación para recibir a Jesús; la vela rosada (tercera) representa el gozo y alegría ante la cercanía del nacimiento del Señor; la última vela en encenderse debe ser la blanca, que nos muestra a Dios como la luz del mundo.

adviento árbol navidad

Arbolito
El árbol de Navidad es un símbolo católico cuyo origen proviene de una tradición germana que rendía culto a un árbol llamado “Dios Odín”, el cual adornaban con antorchas. Se cree que el primero en darle un significado cristiano fue el mártir San Bonifacio, quien en lugar del árbol, plantó un pino como símbolo del amor de Dios, mismo que decoró con manzanas (pecado) y velas (luz de Cristo).

 

Nacimiento
adviento nacimientoEl pesebre o nacimiento es una representación de distintas escenas del nacimiento del Señor. Existió una época en la que los nacimientos eran vivientes, donde personas y animales participaban (se dice que San Francisco de Asís fue el iniciador de estas representaciones), sin embargo, al popularizarse esta práctica, las personas fueron sustituidas por figuras de diversos tamaños.

 

Aunque el Adviento termina con la Navidad, todos estos elementos forman parte de ambas fechas. Decorar tu casa es una forma de manifestar que vives tu adviento para dar paso a la Navidad. A partir del 25 de diciembre celebramos el nacimiento del niño Jesús en nuestros corazones, por lo que es importante asistir a misa ese día. Y por si no sabías, la Navidad no es exclusiva del día 25, sino que finaliza el 10 de enero con la Fiesta del Bautismo, por lo que te invitamos a mantener esta preparación y decoración hasta esta fecha.

Si no acostumbras decorar tu hogar, recuerda que lo importante es mantener abierto tu corazón para el nacimiento del Señor.

Coméntanos, ¿cómo vives tu Adviento y tu Navidad?

Silvia Delgado
Silvia Delgado

Latest posts by Silvia Delgado (see all)

Un comentario
  1. Pingback: año litúrgico
Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *