Conoce las obras de misericordia y ponlas en práctica este año jubilar

obras de misericordia

El pasado 8 de diciembre dio inicio el Jubileo Extraordinario al que convocó el Papa Francisco I. Como te contamos en una entrada anterior,  Año Santo de la Misericordia (Primera parte), el Año de la Misericordia forma parte de nuestra educación como cristianos, en el que se nos invita a seguir el ejemplo de los Santos, a través de las obras de misericordia.

Pero ¿qué son las obras de misericordia? Las obras de misericordia no son más que acciones u obras de caridad, por medio de las cuales ofrecemos nuestra ayuda al prójimo.

Existen dos tipos de obras de misericordia: corporales y espirituales.

Las obras de misericordia corporales provienen, en su mayoría, de una lista hecha por el mismo Jesucristo durante su descripción en el Juicio Final (Mt 25,31-16):

1) Visitar a los enfermos
2) Dar de comer al hambriento
3) Dar de beber al sediento
4) Dar posada al peregrino
5) Vestir al desnudo
6) Visitar a los presos
7) Enterrar a los difuntos

Las obras de misericordia espirituales son tomadas por la Iglesia. Provienen desde textos de la Biblia hasta de actitudes y enseñanzas del mismo Cristo:

1) Enseñar al que no sabe
2) Dar buen consejo al que lo necesita
3) Corregir al que se equivoca
4) Perdonar al que nos ofende
5) Consolar al triste
6) Sufrir con paciencia los defectos del prójimo
7) Rezar a Dios por los vivos y por los difuntos.

Las obras de misericordia son una forma de cumplir la voluntad de Dios. Cuando hacemos una obra de misericordia, damos algo nuestro (o de nosotros) a los demás y, al mismo tiempo, el Señor nos promete que también nos dará lo que necesitemos.

Silvia Delgado
Silvia Delgado

Latest posts by Silvia Delgado (see all)

3 comentarios
Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *