Si no es aquí… ¿Dónde?

Algunas veces creemos que en el grupo o movimiento donde encontramos a Cristo es donde debemos permanecer, sin embargo, es una idea errónea, ya que sólo se trata de una de nuestras opciones para seguir el camino a la santidad. De igual manera, no debemos desanimarnos pensando que ese grupo o apostolado es el único donde podremos seguir ese camino y debemos luchar por mantenernos en él, sin permitir que factores como la distancia, el tiempo, la comodidad, entre otros, puedan causar el apartamiento.

Continue reading “Si no es aquí… ¿Dónde?”

La casa imperfecta

Un maestro de construcción ya entrado en años estaba listo para retirarse a disfrutar su pensión de jubilación. Le contó a su jefe acerca de sus planes de dejar el trabajo para llevar una vida más placentera con su esposa y su familia. Iba a extrañar su salario mensual, pero necesitaba retirarse; ya se las arreglarían de alguna manera.

El jefe se dio cuenta de que era inevitable que su buen empleado dejara la compañía y le pidió, como favor personal, que hiciera el último esfuerzo: construir una casa más. Continue reading “La casa imperfecta”

Las tres pipas

Una vez,  un miembro de la tribu se presentó furioso ante su jefe para informarle que estaba decidido a tomar venganza de un enemigo que lo había ofendido gravemente. ¡Quería ir inmediatamente y matarlo sin piedad!

El jefe lo escuchó atentamente y le propuso que fuera a hacer lo que tenía pensado, pero que antes de hacerlo, llenara su pipa de tabaco y la fumara con calma al pie del árbol sagrado del pueblo.
El hombre cargó su pipa y fue a sentarse bajo la copa del gran árbol. Continue reading “Las tres pipas”

Los dos lobos

Un viejo amerindio estaba hablando con su nieto.
Le decía: “Me siento como si tuviera dos lobos peleando en mi corazón. Uno de los dos es un lobo enojado, violento y vengador; el otro está lleno de amor y compasión”.
El nieto preguntó: “Abuelo, dime… ¿Cuál de los dos lobos ganará la pelea en tu corazón?”.
El abuelo contestó: “Aquel al que yo alimente…”.  Continue reading “Los dos lobos”