¿Sabes cuál es tu vocación?

¿Te has preguntado alguna vez cuál es tu vocación?

Está claro que no podemos saber totalmente el plan de vida que Dios tiene para cada uno, sin embargo, sabemos con toda seguridad que el plan general que tiene para todos es la verdadera felicidad, la cual está basada solamente en Dios y en la revelación de su amor a través de las distintas formas de vivir. A estas distintas formas de vida les llamamos vocaciones, el llamado que Dios hace a sus hijos y por las cuales nos invita a aspirar a la santidad junto con Él.

La división más común de vocaciones es la siguiente:

1. La vocación al matrimonio

Esta vocación es una entrega total al núcleo de amor que Él unirá con el sacramento del matrimonio. Es una encomienda a formar una familia con base en el amor vivo de Cristo, a hacer feliz y pleno a cada integrante para dar testimonio de la Fe cristiana.

vocacion_matrimonio

 

2. Vocación a la consagración de la vida a Dios

Esta misión tiene un peso y responsabilidad especial, ya que no solo se entregará todo a una familia en específico sino que será una entrega total a toda la comunidad, a todo el mundo, es decir, a toda la iglesia fundada por Dios. Esta vocación se vive a través de ayudar al prójimo, de guiar a los cristianos, de ser un líder con buen ejemplo y testimonio, pero sobre todo, de tener la capacidad de amar tanto como ama Cristo y de llevar ese amor a todos lados. Las personas destinadas a esta forma de vocación son los sacerdotes, las religiosas o religiosos, los laicos consagrados o consagradas, entre otros.

vocacion_consagrada

 

3. Vocación a la soltería

Este tipo de vocación es la menos conocida pero de la cual hay mucho que aprender. Es igual de importante que las dos anteriores y si no se realiza basada en el amor de Dios y entrega a los demás, entonces no servirá de nada ser solteros. Es importante que este estilo de vida se manifieste ayudando a las personas a tu alrededor, a lograr transmitir felicidad al prójimo y a buscar el bien de todos nuestros hermanos cristianos para poder  vivir como Cristo quiere que lo hagamos.

vocacions_solteria

 

Es normal que muchos de nosotros escuchemos a Dios a través de personas, sucesos en nuestra vida o a través de ciertas experiencias. Existen infinidad de momentos en los que Dios nos está hablando, pero muchas ocasiones no lo escuchamos, porque no nos dice lo que queremos oír o porque no estamos preparados para seguir su voluntad.

Todos estos tipos de vocaciones son llamados que Dios nos hace  a lo largo de nuestra vida, lo importante es saber escuchar el llamado y seguirlo, y que a pesar del miedo y la confusión que pudiera llegar a existir, nos reconfortemos en el hecho de que Él sabe perfectamente lo que hace y que nosotros solo somos instrumentos suyos y que debemos estar siempre a su disposición y responder con amor a la misión que nos encomiende.

Si no sabes si Dios te está llamando, recuerda que Él nos habla desde el fondo de nuestro corazón, ahí donde la misericordia y el amor de Dios se hace presente.

Cristo nos invita a conocer sus planes día a día a través de nuestra vida, e ir descubriendo el estilo de vida que Dios quiere que vivamos con la única meta que es llevarnos a la felicidad.

Si quieres avanzar un paso más para conocer tu vocación, te recomendamos este test que te ayudará a tener más claro cuál (quizás) sea tu vocación.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *